Agencia Informativa Católica Argentina
http://www.aicaold.com.ar/index.php?module=displaystory&story_id=31815&format=html

Departamento para la artes y la música litúrgica

Ciudad del Vaticano
AICA

Mons. Juan Miguel Ferrer Grenesche

Mons. Juan Miguel Ferrer Grenesche

 
 
En la Jornada de estudios sobre música sacra, realizada recientemente en Lecce, al sudoeste de Italia, el subsecretario de la Congregación para el Culto divino, monseñor Juan-Miguel Ferrer Grenesche, anunció a los presentes la creación de un departamento “para las artes y la música litúrgicas”, donde “dentro de él funcionen con una cierta autonomía los temas de música, con respecto a los de arquitectura, pintura, escultura o artes llamadas menores".

      "Esto exigirá –expresó el prelado- la elección de una serie de colaboradores externos (consultores) con específicas competencias en estos temas”.

     Monseñor Ferrer recordó el empeño del Papa en la promoción de la liturgia de acuerdo a los cánones magisteriales y, particularmente, “según la renovación querida por el Concilio Vaticano II a partir de la Constitución Sacrosanctum Concilium”.

     “En el campo específico de la música sacra se volverán a establecer relaciones concretas a nivel institucional con el Pontificio Instituto de Música Sacra, como también con la Abadía de San Pedro de Solesmes y otras asociaciones e instituciones que trabajan en el campo de la música para la liturgia, ya sea desde el punto de vista científico o académico, o en perspectiva de la creación de nuevas músicas o de la pastoral”, continuó monseñor.

Tareas a corto plazo del Dicaterio para el Culto Divino
     Después de ese anuncio, el Subsecretario de la Congregación para el culto divino señaló los objetivos y tareas inmediatas que tiene en vista el dicasterio en el que trabaja:

     - Actualizar y completar la serie de los libros musicales para la liturgia en lengua latina, tanto por lo que se refiere a la santa Misa, como al Oficio divino o los Sacramentos y sacramentales. Terminada esta tarea tal vez convenga realizar una edición reunida y más sencilla de muchos de estos materiales en una especie de renovado "liber usualis".

     - Recopilar y precisar las diversas normas y orientaciones del Magisterio pontificio más reciente sobre Música sacra para ofrecer un texto base de Directorio para el canto y la música en la celebración litúrgica a las diversas Conferencias episcopales que elaboraron Directorios y Repertorios para sus respectivas naciones.

     Este directorio, por lo que respecta al canto gregoriano tendrá que superar las disputas entre los criterios puramente “paleográficos” y los “pastorales”, así como, en relación con el Dicasterio competente, plantearse los problemas del uso, en el campo gregoriano, de ediciones anteriores a 1962 en la llamada “forma extraordinaria” del Rito romano.

     - Con la ayuda de las Instituciones académicas y pastorales competentes, será preciso fomentar, al menos en las principales o más difundidas lenguas modernas, junto a los criterios del oportuno Directorio, modelos de nuevas composiciones que ayuden a verificar las propuestas teóricas y a discernir a nivel local.

     Finalizando monseñor Ferrer dijo que su Congregación asegurará que “se disponga de los instrumentos actualizados y oficiales para poder celebrar con canto la Liturgia romana en lengua latina”; a la vez que debe quedar “claro y resulte fácil poder celebrar en la forma ordinaria del Rito romano, en lengua vernácula, pero cantando parte o todo el Ordinario o el Propio de la Misa o el Oficio con melodías gregorianas o polifónicas sobre texto litúrgico en latín”.+

CopyrightAICA - Toda la información puede ser reproducida parcial o totalmente, citando la fuente