Inicio
 

 

Nosotros
 

 

Noticias
 

 Ediciones Anteriores
 

  Secciones

  Documentos

  Del Santo Padre
  De la Santa Sede
  Del Episcopado
  De los obispos
Búsqueda avanzada

   

Las últimas noticias
en tu escritorio

RSS

AICA es miembro de la:

 
 
 ºº
 ºº
NOTICIAS

 
Primera Fazenda de la Esperanza
 
Deán Funes, 21 . 05 (AICA)
Oportunamente será inaugurada en la prelatura de Deán Funes la Fazenda de la Esperanza “Las Canteras”, la primera en su género en la Argentina, destinada a la recuperación de adictos a la droga, el alcohol u otras dependencias. Se trata de una iniciativa del obispo-prelado local, monseñor Aurelio José Kühn, O.F.M., quien al dar la noticia expresó que si “para muchos es una sorpresa mayúscula, también lo es para mí. Pero mi sorpresa está acompañada por una gran esperanza y una firme certeza. Dios mismo nos abre caminos para que respondamos a los dramáticos desafíos que nos presenta nuestro tiempo. ¿Quién no se preocupa ante el drama de tantas familias, de tantos adolescentes y jóvenes que son esclavos de las adicciones y sufren sus consecuencias? También preocupa la ‘cultura de la muerte’ que se ha instalado en todo el mundo civilizado, el relativismo moral, la desesperanza, etc.”
            Luego prosigue: “Rogué al Señor que me mostrara un camino para ayudar a los jóvenes que no le encuentran un sentido a sus vidas, que les falta el calor de un hogar, que viven sin ilusiones y deseos de superación. Y surgió esto: abrir una ‘Fazenda de la Esperanza’, donde los jóvenes podrán encontrar un hogar y una escuela de vida, donde aprenderán a afrontar la vida desde una visión de fe, de esperanza y de amor, con ilusión y entrega.
            “Veo en todo esto la mano misericordiosa y providente de Dios. Aquí está sobre todo mi sorpresa y admiración de cómo Dios responde a las súplicas y nos abre nuevos panoramas. ¡Ojalá todos comprendamos y asumamos así esta iniciativa!
Crónica de un bello proyecto
            “Cuando vi por primera vez Las Canteras, admiré su belleza natural y sentí una inmensa pena por su abandono. Pero nunca pensé que podría adquirirla para la Prelatura, hasta que pasaron por aquí los fundadores de las Fazendas del Brasil. Venían invitados por el obispo y el gobernador de La Rioja. Como de paso, les mostramos Las Canteras y quedaron admirados por el lugar. Les pareció ideal para una Fazenda de la Esperanza.
            “Como no conocíamos las Fazendas del Brasil, nos invitaron a conocerlas. Allí fue un grupo en representación de la Municipalidad y de la Iglesia de Deán Funes. Yo fui más tarde invitado por los obispos que tienen en sus diócesis una o varias Fazendas. Compartí dos días de reflexión con ellos, donde pude apreciar el cariño y el interés de los obispos por estos lugares de recuperación de los jóvenes. Durante una semana pude compartir también con los chicos y chicas de cinco Fazendas (tres masculinas y dos femeninas).
            “Al escuchar los testimonios y ver sobre el terreno lo que son estos centros, no dudé en ofrecerles todo lo que necesitarían para abrir una Fazenda en la Argentina. Es una obra hermosa, y en este momento urgente también en nuestro país. No será sólo para Deán Funes o Córdoba, sino para todo el país.
            “En Deán Funes estaba el lugar apropiado. ¿Cómo adquirirlo para cedérselo a los responsables de las Fazendas? Para tranquilizar a los que dudan de esta obra, les digo que los fundadores y responsables de las Fazendas son personas con mucho empuje y profunda espiritualidad. Uno es sacerdote franciscano alemán radicado en Brasil, y hay laicos consagrados y voluntarios totalmente dedicados a la atención de los más marginados de la sociedad. Creo que nos entenderemos perfectamente.
            “Para adquirir Las Canteras recurrimos a la venta de un terreno que nos quedaba. En este momento está arrendado, y con el producto cubrimos parte de los gastos de la carrera sacerdotal de los cinco seminaristas de la Prelatura. Es el terreno que compró monseñor Lucas [Luis Dónnelly], en su momento por bajo precio, sin saber bien para qué. Con toda seguridad fue por inspiración de Dios, porque la mitad de este terreno fue donado para construir la Cartuja San José, y la otra mitad se conservó. Ahora vemos para lo que estaba destinado: para esta obra, la Fazenda de la Esperanza, para muchos jóvenes y familias. Es una bendición para Deán Funes. Así como la Cartuja muestra el aspecto contemplativo de la Iglesia, la Fazenda de la Esperanza mostrará su dimensión social. La Iglesia siempre fue promotora del hombre y de la cultura a través de la oración y la enseñanza y a través de la acción social. Tendremos concretizados estos dos aspectos de Deán Funes. Espero que los deanfuneses sepan leer este signo y valorarlo. Es un signo de la misericordia y providencia de Dios. Los creyentes sabrán comprender.”
            Por último, monseñor Kühn expresa su gratitud “al equipo de colaboradores que han animado e iluminado el camino para llegar a esto”, manifiesta su esperanza de “que la obra sea considerada de interés para la comunidad” y pide que “el Señor bendiga a todos los que pongan su apoyo y su granito de arena en esta obra”.+
 
AICA - Toda la información puede ser reproducida parcial o totalmente, citando la fuente
   
 
 
 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
Episcopado
Links
     
Dirección: Bolívar 218, 3° Piso, C1066AAF Buenos Aires, Teléfono: (54-11) 4343-4397 lin. rot. / E-mail: info@aica.org

© Copyright 2010 / aica.org  ha sido desarrollado por VE Multimedios™.
-.-Todos los derechos reservados.-.-