Agencia Informativa Católica Argentina
http://www.aicaold.com.ar/index.php?module=displaystory&story_id=10268&format=html

Sesenta años de la Misión Católica Rusa y Rumana

Buenos Aires
AICA

Misión Católica Rusa

Misión Católica Rusa

 
 
El presbítero Domingo Krpan entorna, cada domingo poco antes de las 11, la puerta de acceso a la capilla dedicada a los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, Güemes 2962, para celebrar la Divina Liturgia -santa misa- en rito bizantino desde hace sesenta años. 

    En medio de la pausa quieta del barrio de Palermo, se dan cita católicos de distinto origen y condición, e inclusive se hospeda amigablemente a la comunidad ortodoxa rumana que, al no contar con instalaciones propias, tiene allí su casa.

     Después de la Liturgia, según la costumbre, se invita a la "trápeza", es decir, se comparte un café que aportan los parroquianos, como prolongación del ágape de los primeros cristianos.

La historia
     Esa tradición comenzó en 1948 con el padre Philippe de Regis de Gatimel, jesuita, rector del Colegio Ruso de Roma, quien llegó al país acompañando la inmigración rusa católica.

     Después de siete intensos años de misión (fundó también la misión católica rusa de San Pablo, Brasil), predicación, ayuda, caridad y difusión del rito bizantino ruso, entregó su santa alma a Dios dejando su testamento espiritual.

     Muchos otros sacerdotes continuaron esa labor y la ampliaron a los argentinos que recibieron de Jesucristo el llamado a vivir esta tradición bizantina en la plenitud de la fe católica. Entre otros, María Luisa Luna, la hermana María Rosanoff, Gina Ionescu, monseñor Horacio Raljevic y tantos más.

     El presbítero Krpan recuerda que “Juan Pablo II, de feliz memoria, dijo en la carta Orientale Lumen: ‘Que todos los católicos conozcan y aprecien las riquezas del Oriente Cristiano’”.+

CopyrightAICA - Toda la información puede ser reproducida parcial o totalmente, citando la fuente