Inicio
 

 

Nosotros
 

 

Noticias
 

 Ediciones Anteriores
 

  Secciones

  Documentos

  Del Santo Padre
  De la Santa Sede
  Del Episcopado
  De los obispos
Búsqueda avanzada

   

Las últimas noticias
en tu escritorio

RSS

AICA es miembro de la:

 
 
 ºº
 ºº
NOTICIAS

 
Hermanas Sacramentinas No Videntes
 
Cláypole (Buenos Aires), 15 . 07 (AICA)
La religiosa en el micro a Chimpay

La religiosa en el micro a Chimpay

El próximo domingo 18 de noviembre a las 10 se celebrará una misa por el 80º aniversario de la fundación de la Congregación de las Hermanas Sacramentinas No Videntes. La celebración tendrá lugar en el santuario del Pequeño Cottolengo Don Orione, de Cláypole (avenida Lacaze 3963) y estará presidida por el obispo de Lomas de Zamora, monseñor Agustín Radrizzani.

     La hermana María Fe (Micaela Montenegro) quien fue varias veces superiora del convento de Cláypole y es la única que queda con vida de las 4 primeras religiosas en nuestro país y la mayor en América Latina, dialogó con AICA acerca de la congregación pero primero se refirió a Ceferino Namuncurá, ya que la entrevista fue concedida mientras se dirigía a Chimpay en uno de los tres micros que la noche del viernes 9 de noviembre partieron desde la parroquia Cristo Rey de Guernica para participar de la ceremonia de beatificación del joven mapuche.

     Nacida hace 76 años en la Patagonia, en el pueblo de Comallo, destacó que este viaje es especial porque Ceferino es de su tierra y también porque tiene un sobrino misionero entre los mapuches y dos hermanos que trabajan con ellos.

     “El indiecito Namuncurá fue muy humilde, muy sencillo, pobre... pero qué importa si tenía una riqueza tan grande que era el amor de Dios, la gracia de Dios. Por eso quiso ser misionero, para salvar a su tribu, a su gente. Y todos los que estamos viajando queremos darnos todo a los demás”, afirmó.

     “Yo no soy de vida apostólica”, explicó, “pero soy misionera, porque voy detrás de cada sacerdote, de cada hermana o cada joven que está evangelizando. Ahí estamos nosotros, como decía Don Orione, para apoyarlos y pedir para que ellos puedan evangelizar y catequizar a los demás”.

Cuando quedé sin vista pensé que nunca iba a ser religiosa
     Al recordar el surgimiento de su vocación religiosa, contó que cuando estaba en Bariloche pasó un micro “lleno de chicas así bochincheras como las que estamos escuchando ahora” que iban acompañadas por una hermana de María Auxiliadora. “Y yo pensé: cuando termine los estudios voy a ser como esta hermanita para ir tan feliz y sonriente en medio de las chicas”, pero “cuando quedé sin vista pensé que nunca iba a ser religiosa, porque no tenía idea de que existía la congregación de Don Orione que aceptaba no videntes”.

     A los 11 años, a causa de paperas, perdió la vista de un ojo y a los 15 del otro. En Río Negro fue a la escuela hasta quinto grado porque no la dejaban seguir estudiando por su problema de visión, por lo que terminó sus estudios en Buenos Aires. Hasta los 21 años se formó en un colegio de las hermanas de Nuestra Señora, que hoy tienen su sede provincial en Adrogué.

     Cuando manifestó su deseo de hacerse religiosa no la aceptaron porque las reglas no lo permitían, pero la ayudaron a buscar alguna congregación que permitiera el ingreso de no videntes y entablaron los vínculos con la Obra Don Orione. Luego buscaron otras compañeras y el 15 de agosto de 1952 ingresaron las primeras cuatro postulantes: “íbamos a entrar 6, después entramos cuatro; al mes de ingresar al convento quedamos dos, se fueron las chicas, no les gustó”, relató. El 10 de diciembre del mismo año llegaron las primeras hermanas de Italia, Victoria y Agustina.

     La congregación fue fundada hace 80 años en Piamonte, Italia, por iniciativa del fundador de la Pequeña Orden de la Divina Providencia, san Luis Orione, y en la actualidad, además de la Argentina, están presentes en San Pablo (Brasil), en Santiago de Chile y en Kenia. Tenían una casa en España pero se cerró.

     Se dedican a la vida contemplativa (no son de clausura) y, según explicó la hermana María Fe, es importante que se conozca en el mundo porque hay muchas jóvenes no videntes que tienen vocación religiosa pero no saben que existe una congregación que las acepta.

     Para mayor información: Hermanas Sacramentinas no videntes, Obra Don Orione: avenida Lacaze 3963 (1850), Cláypole, provincia de Buenos Aires; (011) 4268-1301 / 0740 y 1563, interno 232.+
 
AICA - Toda la información puede ser reproducida parcial o totalmente, citando la fuente
   
 
 
 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
Episcopado
Links
     
Dirección: Bolívar 218, 3° Piso, C1066AAF Buenos Aires, Teléfono: (54-11) 4343-4397 lin. rot. / E-mail: info@aica.org

© Copyright 2010 / aica.org  ha sido desarrollado por VE Multimedios™.
-.-Todos los derechos reservados.-.-